Saltar al contenido

Tipos de carillas dentales

Consulta el Precio de las Carillas Dentales y Consigue los Mejores Presupuestos en Carillas Estéticas de tu Ciudad

Las carillas dentales son un recurso estético que puede ayudar a mejorar tu sonrisa y, por ende, a evitar cualquier problema de relación social o de interacción. Ayudan a poder mejorar a la perfección nuestros incisivos para poder corregir problemas de tamaño, de brillo, o de cualquier situación anómala relacionada.

En el mercado podemos encontrar diferentes tipos de carillas dentales, pero, en este caso, nos vamos a centrar en las dos principales: carillas de porcelana y clumineers.
Sigue leyendo sus características, ventajas y desventajas para determinar qué modelos el que más conviene en base a tu situación:

Carillas dentales porcelana vs carillas dentales lumineers

Porcelana

Estas suelen ser las más habituales que solemos encontrar en el mercado. Cómo su nombre indica, han sido fabricadas utilizando como material cerámica reforzada con otro material conocido como leucita.
Se fabrican a medida en laboratorios especiales haciendo previamente un modelo de los dientes del paciente. De esta manera, en cuanto se tenga la carilla, se utilizará un adhesivo especial que se fijará a la boca del mismo y que no se podrá desprender.

Entre sus ventajas descubrimos que ayuda a conseguir un color y una apariencia mucho más natural, lo más parecida posible al color del esmalte. Son resistentes al paso del tiempo, incluso mucho más resistentes que el propio esmalte.

Además, a diferencia de otros modelos que existen en el mercado, las carillas dentales de porcelana tienen un color estable que permanece inmutable durante el paso del tiempo.

Como algunas de sus desventajas tienes que saber que requieren una preparación previa, que su colocación es más lenta ya que hace falta el uso del laboratorio, que son más caras que otros modelos, que si se rompen no se pueden reparar y que pueden eliminar el esmalte dental por lo que pueden llegar a afectar a la sensibilidad.

Lumineers

Por otro lado, tenemos las carillas dentales lumineers que tienen un proceso de aplicación poco invasivo porque no necesitan detallado dental. La razón de ello es que, aunque es verdad que están confeccionadas en porcelana, esta es muy fina y no se va a notar (de hecho, se considera tan fina como lo puede ser una lentilla).

Tiene un diseño especial con el que se podrá tener una sonrisa perfecta y radiante.
Son fabricadas también en laboratorios especiales, pero tienen un grado de sofisticación algo más elevado que el modelo anterior: normalmente son el tipo de carillas dentales que pueden llegar a utilizar las celebridades.

Tienen una resistencia mucho más elevada que cualquier otro modelo y también una resistencia implacable al paso del tiempo. Además, también consigue promulgar la estética del cliente del cliente durante mucho más tiempo sin que se pueda perder el brillo, el color, o desprender del propio incisivo.

La única ventaja asociada es que el coste es más elevado, pero, sabiendo la calidad que vamos a obtener, nos merece la pena.

Dos tipos de tratamientos de carillas dentales a considerar.